El caso del babero perdido III

Para llevar las carreras a su lugar , y devolver así la estabilidad a la estructura manteniendo los corredores, utilizamos puntales telescópicos:

Una linea de puntales bajo el corredor (es importante que las lineas de puntales lleguen siempre hasta base firme, en este caso, planta por planta, hasta el patio) levanta las viguetas, librando de cargas a la carrera.

Una vez fuera de carga utilizamos los puntales horizontalmente, presionando la carrera contra la carrera contraria a través del hueco del patio hasta llevarlas a su posición original.

El caso del babero perdido III

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s